Mi carrito (0)

De dónde viene la tradición de hacer un regalo...

¿Sabés de dónde viene la tradición de hacer un regalo?

 

Hacer un regalo a quienes amamos, admiramos o simplemente queremos homenajear, es una tradición que se remonta a miles de años atrás. Este hermoso ritual lo venimos perpetuando desde la Antigüedad.

 

Se cree que la acción de dar un presente, como forma de agradecimiento, conmemoración o cortesía, fue heredada de las antiguas Grecia y Roma. Se estima que allí acostumbraban a brindar obsequios o regalos originales como manera de celebrar una transacción comercial o para recibir a los viajeros y héroes de guerra.

 

Fueron también los griegos quienes iniciaron la costumbre de dar regalos en la fecha de nacimiento de los niños, a quienes les obsequiaban anillos, amuletos y ramos de flores para que su comienzo en la vida fuese el mejor posible. Se cree, además, que fueron los primeros en regalar objetos como forma de preservar la amistad.

 

Y ahora que se acercan las fiestas, a todxs nos gusta dar y recibir regalos, invitar familiares o amigos para celebrar, brindar y homenajear…


¿Sabías que el origen de los regalos de Navidad surge a partir de los obsequios que los Reyes Magos le dieron a Jesús al nacer? También los decires populares cuentan que tener invitados en casa era una forma de ahuyentar espíritus negativos. ¡Wow! Regalos y ahuyentar espíritus, todo en una fiesta, ¡eso sí que es maravilloso!

 

Esta tradición de obsequiar se ha evidenciado en la mayoría de las culturas. Porque regalar es también una forma de amar, de agradecer, de sanar...

 

Y en Tres Agujas Chiches hay regalos para todas esas personas a las que les querés decir: te quiero, acá estoy, me gusta compartirlo con vos.

 

Si te gustan…

los carpinchos, la música, la ciencia, el arte, la política, la filosofía, la historia, la literatura, las pelis, el fútbol, los cómics, los chiches, los adornitos… seguramente acá tenés el regalo perfecto.


+ 200 personajes únicos y de diseño para regalar o regalarte.


Se acercan las fiestas y ya están volando esos pedidos, por eso: ¡no te cuelgues!

Mi carrito